lunes, 3 de junio de 2019

(Diario) 3 de junio de 2019



El trabajo me lleva más tiempo de lo previsto. Lo acabo a eso de las siete de la tarde. Y aún tengo que ponerme a estudiar para el examen que tengo a las once de la mañana. En cualquier caso, he disfrutado escribiéndolo; las palabras manaban como si las hubiera estado reteniendo durante demasiado tiempo; las ideas colisionaban y daban lugar a nuevas ideas. Me he pasado el día felizmente encerrado en mi habitación, entre libros, solo protegido por la luz y el ruido que entraban por la ventana.
Mi cuarto, estos últimos años, no ha cambiado demasiado. Las cortinas siguen siendo blancas, las paredes también. Las estanterías y armarios son los mismos que cuando era un niño. Puede que nunca acabemos de salir de la adolescencia y que lo que especialmente me esté reteniendo en ella sea esta habitación, esta casa, la protección que a mis veintiún años me siguen ofreciendo mis padres. No he recibido suficientes bofetadas vitales como para considerarme un adulto, quizá.
Lo único que ha cambiado en mi cuarto en mucho tiempo ha sido la iluminación. Un día, llegué y mi madre había mandado a un lampista a cambiar mis antiguas bombillas por una luz led que alumbra el doble. Me ofendí ligeramente: ni siquiera me lo había consultado. Tampoco debería ser algo que me preocupase, puesto que esto no es plenamente casa mía. Mamá, haz los cambios que encuentres pertinentes en mi espacio; verdaderamente no es mío, puesto que no lo he pagado con mi dinero.
Hoy, por cierto, es el cumpleaños de mi madre. No le he comprado nada porque ayer me dijo expresamente que no lo hiciera. Mucha gente me diría: «Aunque tu madre te haya dicho que no le regalases nada lo deberías haber hecho», pero no necesito que extraños sustituyan la función de mi mala consciencia. Sé que mamá es una mujer pragmática, aterrada, y si dice firmemente que está harta de tantos regalos es que realmente lo está. Me gustaría, igualmente, ir, algún día, a un centro comercial con ella y comprarle el vestido que más le gustase; he estado cobrando desde octubre pasado y lo seguiré haciendo hasta finales de este mes, así que este mismo verano podría ser la ocasión perfecta para hacerlo. Veremos.