sábado, 22 de septiembre de 2018

(Nota) Nota 18



18
La fuente de la juventud, de Lucas Cranach, es una obra soberbia, de una actualidad deslumbrante. ¿Quién no reconoce en esa fuente las playas de la Costa Brava o de la Costa Azul, a las que todos vamos para tomar el sol y no hacer nada? Me identifico más con la parte izquierda del cuadro, que es donde hay las mujeres viejas y taradas, que con la derecha. Nunca me veré joven. Estoy convencido de que nací viejo y así moriré.

La fuente de la juventud, de Lucas Cranach

No hay comentarios:

Publicar un comentario