viernes, 21 de septiembre de 2018

(Diario) 21 de septiembre de 2018



He ido a la Fira del Llibre d’Ocasió Antic i Modern. No he encontrado mucha cosa; solo he comprado tres tomos de la obra completa de Pla. Recuerdo que vine alguna vez a esta feria con mi padre, cuando era un niño. Por aquel entonces, la literatura era algo que me resultaba atrayente pero que desconocía por completo. Si, en el lomo de un libro, leía el nombre de un escritor que me sonaba, me sentía obligado a comprármelo, como si esa pequeña coincidencia entre mi memoria y el ejemplar que tenía delante significase algo. Con el tiempo, se me fue pasando. Ahora, cuando voy a comprar libros, me siento un poco como cuando voy a comprar ropa: salgo de casa muy dispuesto a dejarme seducir y todo lo que encuentro me desanima. Si el mundo es un rompecabezas, la pieza que vengo a ser yo está tarada de fábrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario