lunes, 10 de septiembre de 2018

(Diario) 10 de septiembre de 2018



Moviéndome por Barcelona, he encontrado mucho divineo, aunque tampoco han faltado los tipos asombrosamente contradictorios. (...) Esta persona, con el tiempo, se ha convertido en uno de mis mejores amigos, aunque él no me tiene en la misma consideración. Un día, me dijo: «¿Mejor amigo? No sé qué es eso.» Desde entonces, he evitado mostrarle cariño. No esperar algo concreto de nadie.
Pronto se publicará en español una novela con un título precioso: Vi. Una mujer minúscula. En la descripción de la novela, dentro de la web de su editorial, encuentro unas frases que me cautivan: «Hay novelas que suelen ser llamadas “perfectas” en cuanto parecen mecanismos de relojería suiza; en otras, sin embargo, la vida se cuela por todas partes y la realidad, que es imperfecta, se impone sobre el artificio. Verdad y verosimilitud se confunden entonces.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario