jueves, 23 de agosto de 2018

(Diario) 23 de agosto de 2018






Día en Tossa de Mar con Francesc. El castillo de Tossa vigila la ciudad con una majestuosidad de bestia dormida. El agua, salada y resistente. Tomamos un café y una tónica en la terraza del Hotel Diana, modernista, encantador; sus interiores me deslumbran.
Por la noche, salgo a Apolo con Maria y Paula. ¿Qué problemas estoy intentando esconder con tanto alcohol? La verdad es que las últimas veces que he sentido algo parecido al éxtasis han tenido que ver con la embriaguez. No soy capaz de conseguir una satisfacción semejante por otros medios, hoy por hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario