miércoles, 11 de julio de 2018

(Diario) 11 de julio de 2018



Me paso la mañana leyendo. Miércoles. Me he pasado las mañanas de lo que llevamos de semana leyendo y mi intención es seguir haciendo lo mismo las mañanas que siguen. Menos la de viernes, claro, puesto que estaré haciendo tareas puntuales de becario en la uni. Y la de domingo, sí, ya que, si salgo de fiesta el sábado, me pasaré esa mañana rehabilitándome con pesadillas y babas sobre mi almohada. ¿Debería salir de fiesta el sábado? La eterna cuestión.
Qué escritura más banal. Si fuera por mí, lo escribiría todo. Dicen que eso no es hacer literatura. Casi nunca hablo; para mí, hablar es escribir.
Por la tarde, voy a la ferretería, vuelvo a casa, intento leer a Heidegger y no entiendo nada. Como una zanahoria; tendré que esperar a hacer la digestión antes de ir a la piscina. Y, esperando, leo a Schopenhauer, que es cercano y tiene mala leche. Qué hombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario