sábado, 2 de junio de 2018

(Diario) 2 de junio de 2018



El sol, escondido detrás de un velo de cielo gris, parece tímido. Son las nueve de la mañana y este sábado podría ser perfectamente tranquilo, anodino, de ensueño.
Mamá ha comprado una caja de fresas que huele fantástico. Aún no la hemos abierto. Todas las fresas están ordenadas en filas y con la punta hacia arriba. Mañana es el cumpleaños de mamá y hoy se me ha olvidado comprarle algún regalo. Intentaré levantarme pronto para ir a algún quiosco y arreglar el asunto con un libro. Care Santos estaría bien.
Salir a correr, hoy, me ha perjudicado. Solo he podido hacerlo durante cincuenta minutos. Las rodillas me dolían, la cadera también. Cuando he llegado a casa, toda la parte inferior de mi cuerpo ardía. Me he puesto dos capítulos de Sexo en Nueva York y ahora debería acostarme. Agoté la ambición y el aspirar siempre a más: me gusta mi vida tal como es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario