viernes, 4 de mayo de 2018

(Diario) 4 de mayo de 2018



La arteriografía fue un éxito. Papá ya vuelve a estar en casa. Son las ocho de la mañana y hace un día gris, muy gris. Dentro de un rato, iré a la piscina. Papá necesita reposo, aunque, desde que llegó del hospital, no lo he notado nada cambiado: mejor.
Mañana cumplo veinte años. Cumplir dieciocho me alegró. Cumplir diecinueve me resultó indiferente. Cumplir veinte me da un poco de respeto y, de hecho, preferiría no enfrentarme a esta cifra. En fin. El tiempo no es algo que esté bajo nuestro dominio. Solo me queda acatar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario