lunes, 23 de abril de 2018

(Diario) 23 de abril de 2018



Esta pasada noche, solo he podido dormir tres horas. He sudado, tosido y parpadeado sin parar. Ahora, a las diez de la mañana, intento leer unos textos para la universidad, pero noto que mi cabeza está en otro lado. Las últimas tres o cuatro semanas han sido una pequeña tortura. La primavera es demasiado vivaracha, irreflexiva: ante ella, el otoño parece un pequeñoburgués tímido y formal. Hoy es Sant Jordi, pero lo último que me apetece es salir a pasear y a celebrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario