jueves, 1 de marzo de 2018

(Diario) Primero de marzo de 2018



Anteayer, regalé uno de los últimos ejemplares de Feo y descalzo que me quedan en casa a una amiga de la carrera. Dios mío, con esa novela intenté ser crudo y solo conseguí ser desagradable. Sin embargo, quizá es lo más próximo que he estado de hacer algo así como literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario