viernes, 23 de febrero de 2018

(Diario) 23 de febrero de 2018



Como dice Vila-Matas en alguna entrevista, ver series y pelis es genial para aprender a construir una narración. Cuando alguien está acostumbrado a leer ensayos y pretende escribir novelas, tiene que buscar en otros lados el arte de contar una buena historia. Afortunadamente, la vida social está llena de chismorreos de los que uno puede aprender más de lo que su contenido estricto indica.
Al mediodía, llamo a G. La conversación que tuvimos el otro día me dejó pensativo y muy dubitativo. Me propone algo: que me imagine que soy un preso que lleva años encerrado solo consigo mismo y que lo único que deseo es fantasear sobre lo que ocurre en el exterior. Considera que necesito equilibrar mi literatura, hacer que yo mismo deje de ser el centro de esta. Bueno. Todos mis esfuerzos se dirigirán hacia esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario