sábado, 17 de febrero de 2018

(Diario) 17 de febrero de 2018



Sigo desasosegado por las palabras de G. Quizá —y solo quizá— eran el toque de advertencia que necesitaba como autor. Llevo meses extasiándome con la escritura de este diario, con el relato de mi propia vida. Puede que no le falte razón al considerarme vanidoso. Sería un buen momento para volver a la ficción, para retroceder un poquito. Una idea me da vueltas por la cabeza. Definitivamente, abandono la redacción de Llamar otro al otro: el argumento me venía grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario