lunes, 15 de enero de 2018

(Diario de adolescencia) 15 de enero de 2018



«El corazón tiene razones que la razón desconoce.» Sin duda, lo que más me llama la atención de la frase de Blaise Pascal es que las razones del corazón sean referidas en plural y la razón, en singular. Si de razón solo hay una, quizá incluso deberíamos decir Razón; se trata de una unidad, una mónada, una mancha delimitada que se cree pincelada. El corazón, en cambio, tiene poco que ver con la unidad y mucho que ver con la unión, la calidez, el amparo. Sin embargo, ¿cómo se llega a una conclusión así? A través de la razón, y no del corazón. La colaboración entre ambas partes es imprescindible para vivir. El exceso de lo uno o lo otro puede que no lleve a la muerte, pero sí que a una vida insoportable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario