(Diario de adolescencia) 17 de noviembre de 2017



He subido al piso de mis abuelos a hacerles una visita. «Ya no volveré a ser joven.», admite mi abuela. «Eso ya pasó.» Lo dice sin desespero, casi sonriendo. ¿Alguna vez debió intentar resistir al paso del tiempo? Suele decirme que, cuando tenía mi edad, era muy bonita. Mis abuelos debieron formar una pareja convencional, que no levantaba sospechas. Ahora, viven inmersos en una rutina muy estricta: cada día salen a dar un paseo, el miércoles es su día de mercado, etc. No sé si aún esperan algún vuelco de la vida. Me hablan de su pasado como si fuese su campo de especialización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario