(Diario de adolescencia) 22 de octubre de 2017



El «Solo sé que no sé nada» socrático puede estar muy relacionado con la belleza. La actitud, la mirada, las acciones que se desprenden de esa muestra de sabiduría configuran un todo harmonioso que se acerca a la belleza y, por lo tanto (¿por lo tanto?), a la bondad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario