(Diario de adolescencia) 18 de octubre de 2017



Si un mosquito te pica y tú te rascas, quizá te hagas sangrar. Si alguien te pica y tú respondes, es a ti mismo a quien estás dejando en peor lugar. Si el insulto no es constructivo, prefiero no usarlo. Ofender inútilmente solo lo haría un orgulloso ―es decir, una gran parte del mundo. ¿Qué es el orgullo? Un sentimiento que nos sobreviene cuando no conseguimos demostrar una pretendida superioridad sobre los demás. Conviene permanecer cerca del suelo. ¿Qué es la dignidad, por otra parte? Una condición innata. El prestigio con que nace el ser humano y que podrá desarrollar mostrando una ética noble y reflexiva. Ya no hablamos de honor; eso ha quedado en el código cultural de otros tiempos. Los mosquitos siguen picando a mediados de octubre; esta semana, dicen, llegará el frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario