(Diario de adolescencia) 6 de julio de 2017



Almuerzo pronto con tal de poder salir para Barcelona cuanto antes mejor. Voy a tomar un café con Abril en Kino, al lado del MACBA. Cojo una planta con flores rosas y me hago una foto con ella. Abril ríe. Y canta. Siempre canta, y no encuentro nada malo en que lo haga. Cuando lo hace con más potencia, una chica que está en la misma terraza que nosotros se gira y la mira. Le hablo sobre la novela que quiero empezar a escribir y que, sin embargo, se me resiste. Tengo miedo de caer en un juego de dicotomías. Sin embargo, la principal razón porque no he empezado a escribirla es porque no siento que tenga ni la concentración suficiente ni los momentos de tranquilidad y vacío que me exigiría cualquier proyecto por el estilo. Últimamente solo escribo relatos. Parece que esté dando coletazos sin demasiado sentido, sin idea alguna de qué ando buscando.
Por la tarde, entro en la universidad y voy al aula en que Josep Maria Esquirol impartirá su charla. La cosa debería empezar a las cuatro, pero, cuando falta un minuto para esta hora, aún no ha llegado. Pasa el tiempo y sigue creciendo mi ansia por escucharle, por verle pensar. Hace más o menos un año, le vi disertar en una conferencia en Mataró. Habló sobre el tiempo, como hará en esta. Pese a los meses transcurridos, sigo confiando en que tiene un mensaje ético que dar que puede ayudarnos a vivir con más acierto ―en el caso de que eso sea posible.
Josep Maria Esquirol entra con prisas, colma un vaso sin darse cuenta y habla maravillosamente. Asegura que no deberíamos confiar tanto en la idea de futuro, ¿pero qué sería de la política, de la vida colectiva sin esta idea? Quizá el error resida en su uso para la vida individual.
Una chica que viste con clase y habla robustamente (tez morena, top rosa, trenza) le pregunta por la base experiencial de la infinitud: responde hablando del infinito como la Alteridad. Habla de la experiencia intersubjetiva de lo mismo, lo otro y del propio cuerpo: asegura que, al hablar del propio cuerpo, se perdería, así que no lo hace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario