(Diario de adolescencia) 5 de marzo de 2017



Esta misma mañana, he vuelto a la novela. He escrito unas cuatro o cinco páginas. No sé si hay nada bueno en ellas. La cosa está en que intento encarrilar el proyecto de nuevo.
He quedado con Aleix para ir a la Churros con Chocolate. Nos acompañará un amigo suyo, Dennis. Por chat, lo noto de mal humor. A mí no me apetece del todo ir; más bien me forzaré a ir para airearme un poco y porque Sala Apolo es un lugar en que siempre querría estar.
Espero estar de vuelta antes de las doce. Necesito acostarme pronto. Si mañana no madrugo y me obligo a seguir con la novela, la continuación de la obra todavía se me resistirá más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario