(Diario de adolescencia) 5 de julio de 2017



Leo a Sartre. Leo poco, de hecho. Estoy demasiado con el móvil. Hago lo que nunca hago: chequear las redes sociales en busca de algo nuevo, de algo que me sorprenda. Me preocupo. Mi relación con las redes sociales siempre será tensa.
Por la tarde, en la uni, voy a la conferencia de Rosa Rius sobre la melancolía y el tiempo. Es profesora de la facultad de filosofía. Asombrosa. Espero tenerla en alguna clase en el futuro. Lleva pantalones con un estampado de flores azules que combinan con sus ojos: bondad.
Luego, voy a tomar un vino con Aleix. Después de todo el ajetreo con que ha cargado estos últimos meses, esperaba encontrármelo distante. En realidad, lo noto como siempre. Viene con una de sus camisas favoritas, amarilla. Perdemos la noción del tiempo y vuelvo a Mataró con el último autobús, el de las diez y media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario