(Diario de adolescencia) 3 de julio de 2017



A las dos de la tarde, voy a ver la exposición de fotos de Duane Michals en la Fundació Mapfre. «René Magritte dormido» es una obra dulce y lúgubre a tiempos iguales. Al salir, tengo la sensación de haber descubierto la producción de un artista que bebe tanto de la filosofía que, a la hora de valorarlo, sería imprescindible tener en cuenta en qué se fundamenta todo su pensamiento. «El hombre del saco» es una secuencia de fotos que me lleva de vuelta a la infancia: en ella, una niña está al lado de un abrigo oscuro en que parece que se esconda un fantasma.
Empiezo un curso de verano en la universidad. Basilio Baltasar con una sofisticación serena: usa las palabras «elegancia» y «estilo» para definir a los pensadores orientales de los que habla. No sería desacertado que se reflejara en esas palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario