(Diario de adolescencia) 27 de diciembre de 2016



Día bastante vacío. Paso apuntes de la universidad a limpio, hago una práctica de coche y empiezo, de nuevo, a leer a Proust. Mañana veré a I después de días sabiendo poco, poquísimo de él, por lo que será un miércoles, cuanto menos, agradable.
Veo The Dreamers, dirigida por Bernardo Bertolucci, a las diez de la noche, poco dispuesto a irme a dormir. Es un canto bello a lo irreflexivo y la ambigüedad de la juventud, pero tiene un aspecto aséptico, como de película financiada por las mayores productoras, que, a veces, me molesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario