(Diario de adolescencia) 22 de diciembre de 2016



Casi acaba el día sin que haya escrito una sola página de este diario. He ido a la última clase de Literatura con A S; ha sabido trabar un buen discurso como colofón, aunque noto, en el ambiente de la clase, que no ha conseguido emocionar a demasiados alumnos. Hago el último examen: es el de Gramática. Voy a El Camello con I; dos cafés con leche y un saludo a la dueña. Paso el resto del día en Mataró, leyendo a D. H. Lawrence y sintiéndome algo identificado con uno de sus personajes: el vacuo y neblinoso Clifford.

No hay comentarios:

Publicar un comentario