(Diario de adolescencia) 14 de junio de 2017



Me irrita la distinción que algunos han empezado a hacer entre follar y hacer el amor. El encuentro entre dos cuerpos que no sienten nada el uno por el otro e igualmente se excitan es imposible.

Esta noche, en principio, salía a Razzmatazz con Laia, su novio y Nausica. Ayer se desdijeron. Luego se lo propuse a Aleix. Esta mañana, se ha disculpado por no poder. Finalmente, le he dicho si le apetecía ir a Abril, que por un imprevisto de última hora tampoco ha podido. He acabado la noche en casa de David: parking con luces de feria, altavoces y un colchón. Sus labios. Luego he vuelto a casa y, a la una, me acuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario