(Diario de adolescencia) 13 de febrero de 2017



Estando solo, vuelvo a sentir ese deseo más fuerte que nunca: pretender escribir la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario