(Diario de adolescencia) Prólogo



Aunque no recuerdo el motivo por el que empecé a escribir, me atrevería a decir por qué lo sigo haciendo hoy en día: porque quiero perseverar en la observación y en la creación. He sentido la necesidad de escribir sobre lo que iba viendo mientras andaba por el mundo y, de esa necesidad, ha surgido otra: la de perfeccionar mi creatividad literaria de la única manera que veía posible ―es decir, con la constancia de la escritura diaria y, ciertamente, un poco automática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario