(Diario de adolescencia) Primero de octubre de 2013. Siete de la mañana



Una nueva propuesta para mí mismo: a partir del día uno de noviembre (viernes, afortunadamente) deberé darme más prisas en mi camino hacia el éxito. Publicaciones más constantes, tuits diarios, actualizaciones… ¡todo! Debo acaparar el mundo literario, y me pongo de margen hasta los dieciocho años. Si pierdo, me resignaré a estudiar Derecho o una de esas carreras que tanta ilusión le hacen a mi padre. La biografía del Dalí joven de Ian Gibson me da fuerza y ánimos renovados, fortalece mi voluntad.
Intentaré volver a hacer escritura automática. Ese curso sobre diarios íntimos, memorias y autobiografías en el que estuve en verano me sirvió bastante. Sigo en contacto con la profesora, Raquel Picolo. Pronto le enviaré mi último relato; aún no sé su opinión sobre mi prosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario