(Diario de adolescencia) 11 de septiembre de 2013



He estado ojeando mi diario de niño, escrito entre dos mil diez y dos mil once. Pese a que no recuerdo mucho de lo ocurrido, esas páginas vomitan sufrimiento.

La cadena humana ha sido un éxito. Un par de lágrimas inevitables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario