(Diario de adolescencia) 9 de mayo de 2015



Un sábado menos. El día, que ha empezado de forma oficial cuando he entrado en la estación de tren, representa lo que no se debe hacer cuando se está en semanas de exámenes y proyectos. He ido a pasar la mañana y la tarde con Sharon y Helena en Gerona. En estas fechas, todos los años, se organiza Temps de Flors: se celebra la belleza de las flores adornando toda la ciudad con ellas. No ha estado nada mal. Es el segundo año consecutivo en que me decido a ir. Intentaré establecérmelo como una tradición anual. En tiempos de cambios, siento más que nunca la necesidad de buscar mis raíces y reafirmar mis costumbres. Fechas fijas y que cada año se repiten me ayudan a ver mi alrededor como algo que siempre es lo mismo, algo tranquilizador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario