(Diario de adolescencia) 29 de agosto de 2014. Tres de la tarde



He oído a muchos hablar sobre algo que lleva tiempo rondándome por la cabeza: el no tomarse enserio a uno mismo. Tal vez ese sea el truco para vivir de manera agradable: no tomarse las cosas a pecho, que no es lo mismo que tomárselas con humor. Lo simple, ligero, para vivir cómodos y no molestar. No molestar, eso es. Saber no molestar es una virtud.
Hoy me repito demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario