(Diario de adolescencia) 18 de marzo de 2015



Todavía no ha llegado el libro de Correos. De hecho, creo que algunos de los primeros lectores lo tendrán antes que yo. Tampoco me afecta. Mi única molestia ahora mismo es la que me dejó los huecos de las muelas del juicio que me sacaron ayer.
Esta tarde, me encuentro con una chica de fuera de Cataluña que conozco porque colaboré en su blog, Mar, e iremos a la primera jornada del festival Kosmopolis. Juan Marsé conversará con su biógrafo, y, aunque, suyo, solo he leído el libro prescriptivo del colegio, Últimas tardes con Teresa, mi interés por él ha ido creciendo a medida que me encontraba con citas suyas en otros libros, revistas, páginas…
Lo que mejor me sentaría sería un encuentro con Vila-Matas. Creo que inconscientemente he suplido la imposibilidad de verle con el evento de esta tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario