(Diario de adolescencia) 15 de marzo de 2015



El papel de este diario está caliente. Cuando lo he cogido de la estantería, una franja de luz caía sobre él. Son las diez y cuarto de la mañana y llevo media hora haciendo retoques en mi agenda. Antes, desde las seis, había estado llevando cajas vacías y cartón al contenedor de basura que hay al lado de mi casa. En un principio, creía que el tema de la cantante Jeanne Balibar que dice «peine perdue» decía «temps perdu».
Necesito encontrar un punto medio entre las actividades terrenales y las intelectuales. Pero no sé cómo. En hechos como este se demuestra que soy un tío de blancos o negros, no acepto ninguna gama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario