(Relato) En el lugar del que escucha




Delante de mí se había sentado mi prima. Hace un cuarto de hora que se ha despedido y ha comentado que, antes de ir a la discoteca, volvería a casa a cambiarse de ropa. La he mirado de arriba abajo y no he sabido ver el porqué: su vestidito corto, ideal para un invierno caluroso, era un ejemplo de clase. Pero las chicas como ella siempre andan con preocupaciones que no acabo de entender. Quizá quiera vestirse con menos estilo. O quizá tema que vaya a resfriarse y quiera ponerse ropa más gruesa. En cualquier caso, está claro que si planea vestirse de nuevo es porque su noche tendrá más horas de las que serían convenientes  en una fecha familiar.
El hueco de su silla queda vacío, aunque, por los lados, los brazos de los comensales a la derecha y la izquierda empiezan a deslizarse, invadiendo espacio. Son sus padres, mis tíos, quienes siguen acodados a la mesa.

Puedes seguir leyendo este relato en Tales Literary

MOULIN DE LA GALETTE, DE SANTIAGO RUSIÑOL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario