(Novela) Belleza tangerina




Tomando el gesto como aquello esencial en la comunicación, en lugar del diálogo. Alejándose del interior de los personajes para que todo lo escrito sea lo visible al ojo humano. El silencio, indispensable. Y la lentitud, fundamental para entender no solo el hacer de los personajes, sino toda su vida.
En Belleza tangerinaGabriel, un joven pintor, vive en Tánger desde hace unos meses. No tiene su familia allí, tampoco su trabajo. Simplemente decidió mudarse persiguiendo a Lluís, un artista jubilado al que admira como a un padre. Tras un tiempo pasado en Marruecos, planea volver a su ciudad natal, Barcelona, con nuevas obras que exponer y una concepción del mundo más radical.

Puedes leer la novela online desde ISSUU o bien descargarla desde MediaFire, ¡como prefieras!
Además, también tienes la posibilidad de conseguir mi primera novela, Feo y descalzo, de diversos modos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario