(Poema) Esposo Cadavérico


Un murmullo de brisa mece tu gruesa melena
Eternamente azabache, como tu alma.
En tiempos pasados surcamos las joviales praderías
Donde ahora solo encuentrase hostil hojarasca.

La palidez se ciñe a tus labios,
Y a tus mejillas, y a tus manos.
Pues estas últimas son el reflejo de la vida,
Un reflejo que termina por decolorarse.

De nada servirá el embellecedor cobalto de tus ojos
Cuando tu único deber sea cerrarlos.
Poco útiles serán los sedosos lirios
Para alguien que ya no puede olerlos.

El abatido cigarrillo consume
Sus moribundos suspiros en tus dedos,
Y cada vez que lo conducías a tu boca
Formabas ebrios aros con su humo galano.

Y vuelvo sobre mis pasos al contar sobre tu cabellera
Que parcialmente era lacia, pero ondulante en su cauce.
De la que cierta sensualidad hacía que me estremeciese
Siempre que dulcemente la acariciaba. 

(Poema) Sobre la plenitud de la pluma


La estilográfica que supura
Sangre negra por su tráquea
Y da nombre a la magnificencia
De todo presuntuoso poeta.

Baña su hocico en un pozo de tinta,
De tinta colérica y embriagada.
Luego atiza al papel en blanco,
Al temible y pulcro papel en blanco.

Tú, que tantas inspiraciones me valiste,
Fuiste la guinda del pastel de mis poemas
Y la más perfumada de mi reino literario,
De arabescos trazos te colmabas…

Cerqué el plumier idóneo, que pudiese
Ceñirse a tus curvas y a tus alas profanas,
Contigo solo cincelaba la poética más hereje,
El verso que se amarra al excelso Fausto.

Con nada más que tu única presencia
Podía terminar eminente y extasiado.
Si algún día todo el universo se derrumba
Solo a ti te requiero entre mis manos. 

(Poema) Ensayando una mueca gélida


Ensayando una mueca gélida y despiadada
Me di cuenta de la nulidad de las sonrisas,
De cómo vuelven al mundo más pedante y vulgar
Induciendo al vómito continuo a filósofos, poetas y genios.

La seriedad es un don consentido a pocos ariscos
Y se debe almacenar en un cofre hermético de naturalidad,
Descubriéndolo en el instante inadecuado y más brutal,
Suponiendo una espina para quienes te envuelven.

Frente al espejo fuerzo mi rostro a contraerse y entristecer,
A adoptar el semblante tétrico de un borracho decadente,
Y sin darme cuenta una de mis cejas se enarca, con rebeldía:
En un brío de segundo tomo una cuchilla y la rasuro, tajante. 

(Anotaciones y Fósforos) Noviembre de dos mil doce



I

La trascendencia del culo

¿Qué haría un juicioso dandi sin su trasero? Él es el verdadero núcleo de nuestra felicidad, sin su diminuta desembocadura no lograríamos desencadenarnos de lo que mordemos y engullimos, y más convencido estoy que esa aglomeración de sólidos en nuestro interior acabaría sumiéndonos en la más desmedida agonía.

II

Tez genuinamente bronceada, curtida bajo los soles mediterráneos.
Mirada arábica y angelical, aún así tan soberbia como la que más.

III

-Clavarle una aguja candente en el ojo.
- Dividir su piel con un cuchillo.
-Golpear su cráneo con un martillo.
-Agujerear la yema de sus dedos.
-Abofetear sus mejillas hasta que se enrojecieran
tanto como la sangre que corre por mis venas.

IV

La mayoría de internautas gafapastas que intentan labrarse una imagen de librepensadores en la red terminan siendo los primeros en asociar lo inaudito y extraño al lado maléfico. 

V

Haga lo que haga voy a ser condenado por masas, ¿porqué no, por lo menos, dar motivos a toda esa carroña para que deseen verme descabezado?

VI

En el largo plazo temporal en el que uno se detiene al meditar sobre la carencia de minutos y segundos para crear una gran obra en la brevedad de la vida, ya se podrían haber concebido dos, tres y hasta cuatro creaciones maestras.

VII

Los hombres verdaderos son mujeres con una venda y una prótesis.

VIII

Entre la vida y la muerte existe un instante de reflexión en el que el que va a sucumbir se pregunta -¿He aprovechado el tiempo?-.

IX

La literatura más soberbia y especial quedó estancada en los finales del siglo XIX.

X

Cuanto más pienso en el concepto de un ''intento de suicidio fallido'' más estúpido lo veo. 



___________________________________________________________


Anotaciones y fósforos es una recopilación de ideas, anotaciones, esbozos, meditaciones y pensamientos de publicación mensual en Inquietudes Malditas por Xavier Sirés.

___________________________________________________________