(Poema) Recuerdo abolido


Escarcha: por ella tu frente pigmentada.
Sí, rememoro la noche gélida de sábanas,
Fueron corazas ceñidas a mí,
Oculto bajo ellas estaba un servidor.

Contemplar tu torso, ¡horripilante!
Grotesco era tu genital benigno,
Tus babuchas humedecidas de calle,
Benévolo rostro para semejante fea.

Verte fue peor que un ataque bélico.
Dije estremecerme por el aura invernal.
Susurré deber entonces partir,
Y no hay retorno hacia ti. 

1 comentario:

  1. No debería haber retorno hacia ti...

    Excelentes las imágenes que crean tus versos.

    Suerte!

    J.

    ResponderEliminar