(Artículo) Detractores asfixiantes y demás tullidos de racionalidad.



Mi perfil de Ask rebosa de estos individuos dotados de la más pura envidia y pedantería que se sienten realizados con ellos mismos al criticarme hasta extremos donde el ser humano jamás debería llegar. ¡Ay, almas mías! ¡Qué pena que sus palabras se escabullan mi mente en menos que canta un gallo! En este sumamente corto artículo quisiera dejar algo en claro, y es que mi objetivo no es ser diferente a los demás, ni mucho menos. En tiempos remotos, sin duda alguna, sí lo quería, y buscaba palabras enrevesadas para guarnir mis textos e ídolos desconocidos con los que perfumarme, pero esto ha cambiado, he madurado. Ya no quiero ser diferente, ahora lo que quiero es ser yo mismo. Si veo un cantante desbordantemente comercial, pero que resulta ser de mi agrado, yo le ofreceré mi admiración más pura y vítores en sus conciertos (véase el caso de Lana del Rey), de la misma manera que si encuentro un pintor desconocido, pero que sus obras acarician mi placer, yo lo elogiaré de la manera más exagerada posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario