(Reseña) Cuando lo cutre se vuelve objeto de culto

Podríamos poner decenas de ejemplos de películas, o novelas, o lo que sea, que a pesar de la austeridad de su imagen se han vuelto objeto de culto, gracias a la suerte, mayoritariamente. Sí, podríamos poner decenas de ejemplos, pero el ejemplo más palpable se ve en The Rocky Horror Picture Show, un film setentero sobre una pareja que tras pinchar una rueda con su coche se ven obligados a buscar cobijos, debido a las condiciones en las que se ven sumidas (es de noche, y llueve, lo típico), total, que encuentran refugio en un mugriento castillo en el que da la casualidad que viven unos travestís emigrados de un planeta de cuyo nombre no quiero acordarme. Y, sí, ya por esta breve introducción que os he dado (y en el caso de que os dignáis a verla, preámbulo), ya podéis empezar a padecer los síntomas de entrever lo despilfarrado de todo esto, pero parece ser que en los años setenta, una sociedad americana recién sumergida en el glam rock lo vio como algo más que como un mugriento film que dejar arrinconado en una estantería para toda la eternidad. Y es que, yo, señor Xavier Sirés, me declaro, igual que miles de demás personas, admirador incondicional de este jodido film, una prueba de cómo la locura se llega a contagiar. ¡Vedlo antes de que os arrepintáis de no haberlo hecho! ¡Vedlo!

7 comentarios:

  1. No lo veré, más que nada, porque soy un negado para ver películas jajaja. Solo me paso por aquí para decir que en el cine, últimamente, se está haciendo como en muchos estilos de música (véase Pop o Rap, inciso, amo el rap, por si las moscas alguien viene a atacarme)... buscar lo comercial.¿Qué le gusta la juventud? (fuck da' shit, el ejemplo más ejemplar, valga la redundancia) Vampiros brillantes! ... Fiestas universitarias donde se montan orgías! Seres super fantásticos que hacen tal y cual. Lo admito, algunas películas son buenas, pero como las antiguas, ninguna ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría estar más de acuerdo, el cine actual, sobretodo el español y el americano, está rebajando su nivel.

      Eliminar
    2. Yo creo que os equivocáis en parte. Es innegable que existe un cine comercial, pero también existe otro cine. Ese que resulta de esa evolución del que llamáis películas antiguas. Y un buen foco de ello es, por ejemplo, la factoría cinematográfica de Cataluña con películas (como a mí me gusta llamarlas) de "o-culto" que en los últimos años están dando fuerte con títulos como "Animals" o la exquisita "88". O si no también tienes el cine de Terry Gilliam o de Jean-Pierre Jeunet. También te puedes ir al cine oriental donde seguro que encuentras muchos otros ejemplos. La cuestión es saber buscar. Un saludo.

      Eliminar
  2. La he visto y a parte de mirar con otros ojos a la persona que me la recomendó, efectivamente, es un esperpento cómico donde los haya.

    ResponderEliminar
  3. Este jodido film,como bien dices....hay que verlo.
    Yo me considero una gran admiradora de él y por supuesto de su musica,baile y toda la orterada de excesos de ...etc que tiene .
    Pero me encanta......

    ResponderEliminar
  4. Además de incitar a la transgresión de lo que se consideraba establecido en aquel entonces, lo trata con humor para desactivar la bomba de la crítica seria. Es de verdad genial...

    ResponderEliminar
  5. Emigrados de Transexual Transilvania...
    Las música también merece la pena, os la recomiendo a todos ;)

    ResponderEliminar