Golpe de remo

Señores y señoras, la educación actual… cae. ¿El lastre que la empuja hacia el abismo? Lo poco estrictos que son los profesores actuales. No digo que en todo colegio pase, pero lo estuve comentando con unos conocidos y coincidimos todos en que algunos alumnos se exceden de… ‘chulillos’, y no es que estén los tiempos como para tomarse todo a cachondeo. ¿Son estos chicos que agreden verbalmente a los profesores los que tienes que sacar de la crisis el país? (Y, sí, muchos diréis –Eh, si tu mismo eres uno de estos niñatos- y yo diré –En efecto, solo que yo presento respeto hacia los profesores-.).  El otro día, en clase de inglés optativo, estábamos viendo ‘High School Musical’ (No sé cómo pude soportar una hora viendo esa basur… cosa) y salió la aula de castigados del tal instituto donde asistían los protagonistas. El profesor pulsó el ‘Pause’ y expuso –Esto es una clase de castigo americana. Muchas veces he propuesto que aquí lo hiciéramos, pero nunca llega a llevarse a cabo-, yo quedé fascinado por la idea, ¿porqué no? Todas esas personas que no se comportan no traen más que problemas, y harían mucho mejor fuera de clase. Mis conjeturas se demostraron a la mañana siguiente, concretamente en clase de catalán. El profesor nos estaba explicando los matices, y otros, de la poesía mientras los típicos chicos (y alguna chica) hablaban y reían a no más poder, hasta tal extremo de llegar a interrumpir la clase. El profesor, quien estaba escribiendo en la pizarra, se giró. Los miró. Dio un golpe a su mesa. Gritó. Ellos rieron. Y así durante media hora. Media dichosa hora. Yo, interesado por el tema de la poesía, quedé fastidiado y tuve que pedirle los apuntes a compañeros de otras clases, ya que el profesor se negó a proseguir con la clase. ¿Creéis que es justo? ¿Creéis que es justo que mientras algunos nos esforzamos en aprender y labrar un futuro haya otros que se empeñan en interrumpir el seguimiento de la clase? Solo logran hacer menguar el rendimiento escolar. Solo diré algo; lo estricto está infravalorado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario