La limitación de lo imposible

La tarde cayó y las estrellas enfundaron el cielo sobre el campo de girasoles.
-¡Es imposible!- expresó Antonieta.
-No, no es imposible. Lo imposible es ponerte unos límites que en realidad no existen.- respondió el príncipe azul.

Por; Xavier Sirés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario