¿Perdón?

Perdón, perdón, perdón, Perdón, perdón, perdón, Perdón, perdón, perdón, Perdón, perdón, perdón, ¿Cuántas veces debo haber pedido perdón en toda mi vida? Algunas veces en vano, otras con el corazón, pero ¿Cuántas veces? ¿Más que los kilos de bótox que se ha implantado Carmen de Mairena en cuerpo? A veces somos nosotros los que recibimos las disculpas y nos regocijamos en ellos como cerdos en el fango, nos gusta mucho recibir disculpas, darlas... ya menos... También hay veces que recibimos un ‘’Te Perdono’’ sin haber dicho ‘’ ¿Me perdonas?’’ En esta ocasión podemos o bien aceptar las disculpas y quedarnos internamente fastidiados o decir ‘’En todo caso te perdonaré yo, chaval’’. Volviendo a hablar de cuando pedimos perdón, el miedo que sentimos en cuanto lo pedimos es a que nos digan ‘’No, no te perdono, eres un imbécil y acabas de quedar mal’’ o la felicidad a que nos digan ‘’Esperaba que dijeras eso, ¡SI!’’ Yuhuuuu.

Con un 25% de cariño y un 75% de experiencia,
XS

2 comentarios:

  1. Gracias por pasarte
    Bonito texto
    http://cloththoughts.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Un texto muy bonito y que te hace pensar... Un "perdona" a tiempo puede salvar muchas relaciones y curar heridas =)
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar